Prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista

prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista

Creo que la prostitución puede existir con condiciones éticas, tanto como en el resto de trabajos. El problema es que la situación actual nos hace terriblemente vulnerables a todo tipo de violencia y explotación que en muchos casos ni siquiera tienes capacidad de denunciar. Me parece fundamental entender que en el feminismo formamos parte las trabajadoras sexuales, las agresiones a las putas, son agresiones a todas las mujeres.

Muchas veces leo, por parte de feministas, relatos brutales de hombres abusando de prostitutas y me quedo horrorizada con la normalización que se hace de esas agresiones. Nuestro trabajo no es ser sumisas frente a hombres misóginos. No tengo ninguna duda de ello. En un mundo en donde el cuerpo es el objeto de consumo. Una de mis inseguridades al comenzar a trabajar era no sentirme lo suficientemente atractiva para poder ser puta.

Hasta cierto punto me he dado cuenta que eso no es así aunque sí creo que es un trabajo que exige un grado de feminización. Puede que yo no me maquille, ni use tacones, y me de igual cuanto peso, pero aun así tengo que depilarme y controlar mi vestuario. Sé que si no lo hiciera tendría menos clientes.

De alguna forma todos estamos condicionados como clase obrera a retribuciones injustas, jornadas laborales desmedidas y un compendio de problemas que nacen de un sistema productivo injusto.

Soy prostituta porque es el trabajo que mejor se ajusta a mi identidad y mis intereses. Creo que la pregunta intenta empujarme a que acepte una condición de víctima, y esa es una postura equivocada y fuera de lugar.

He evolucionado profesionalmente para conseguir y mantener unas condiciones que considero justas y hacer lo que me da la gana en mi trabajo. No es una cuestión puramente económica, como se intenta señalar en esta pregunta. Me gustaría que la gente se diera cuenta de que este tipo de preguntas solo se nos hacen a las putas, y que os cuestionarais por qué os cuenta tanto entender que haya mujeres a las que les guste follar con desconocidos a cambio de dinero con las condiciones pactadas por mutuo acuerdo.

El porno feminista existe puesto que hay productoras que trabajan en condiciones laborales éticas, en donde la mujer es un sujeto activo en la relación, en donde se incluye diversidad en deseos, cuerpos, géneros o sexualidades. Ejemplos que me vienen a la cabeza: En la misma línea. Hace poco vi una noticia de un grupo de padres que se organizó en un colegió para pedir la expulsión de una niña porque su madre había hecho porno.

Este tipo de discriminación social lo sufrimos todas las trabajadoras sexuales. Muchas gracias a Natalia Ferrari por la atención y las respuestas. Dikastis Comunista libertario y anarcosindicalista. Divulgador y lector a partes iguales. Odio los personalismos y las presentaciones. Recibe todas las novedades en nuestro canal de Telegram: Las putas estamos hartas de que todo el mundo hable en nuestro nombre sin haberse molestado ni siquiera en preguntar.

Una de ellas es Natalia Ferrari, barcelonesa de adopción y argentina de nacimiento. Llegó a España a los 10 años, con su familia. Su historia no tiene nada que ver con la marginalidad que se suele asociar a la prostitución. Hace solo dos años era personal de seguridad en las salas de un museo barcelonés.

La solución llegó por parte de una amiga, que ya tenía encuentros sexuales a cambio de dinero. Le dio algunas vueltas y decidió probar. Al final dio el paso. Desde hace un año ejerce, completamente por libre. Todo su entorno lo sabe y lo respeta. Soy yo quien decido lo que quiero. Elijo las tarifas, los servicios, los clientes y las vacaciones. Puede ganar en una semana lo que mucha gente en un mes trabajando a jornada completa.

No le falta trabajo. Es ella quien lo gestiona en función de su humor. Ella, como la mayoría de las prostitutas españolas, trabaja bajo techo, en su propio piso. Y sus clientes responden a ese perfil. No busca ni acepta a alguien que solo quiera un polvo o sentir que domina la relación sexual.

En su piso, aunque uno de los dos pague por el tiempo, las relaciones son siempre entre iguales. Lo cierto es que el mercado de la prostitución sigue siendo enorme en toda Europa. Solo en España el Instituto Nacional de Estadística calcula que en movió un total de 3.

Es una de las pocas cifras con autoría clara. Muchas de ellas se repiten machaconamente sin que nadie sepa de dónde vienen. Se llegó a hablar de La realidad, aunque impresionante, parece estar bastante lejos de esas cifras. Las cifras no dejan dudas: La gente no se escandaliza cuando hablo de prostitución porque lo hago con cercanía y con el mismo tono que usaría si fuera recepcionista.

El componente negativo se origina de la desinformación y cuando se permite que otros hablen en nuestro nombre desde los prejuicios y la moralidad. Es igual con el feminismo: Me quedé horrorizada por la cantidad de comida que tiraban a la basura y el ritmo brutal que había. Mi sueldo era bastante menos de 1. Fue una cita de una hora por euros.

Antes de llegar el cliente yo estaba nerviosa y todas mis inseguridades se multiplicaron por mil. Pero todo sucedió con muchísima cercanía y respeto. Sentí como el cliente demostraba en todo momento que yo tenía la posición de control en la relación. Decir eso es un mal uso de la lengua. Cuando compras algo eso se vuelve tu propiedad, lo adquieres. Las putas no cedemos los derechos de nuestro cuerpo.

Todo el mundo usa su cuerpo para trabajar, el problema es cuando creemos que el cuerpo hace referencia solo a los genitales y hay una tendencia de santificar los coños.

Como si fuera algo que solo debe tocar nuestro príncipe azul. Yo puedo disfrutar teniendo sexo con desconocidos que me respetan. Incluso si no disfrutara, no es asunto de nadie. Mi cuerpo es exclusivamente mío. El problema es que muchas mujeres son obligadas a ejercer la prostitución explotadas por mafias.

Si hay amenazas, violencia, retención de la documentación forzando a alguien a una actividad comercial, esa persona es víctima de trata. Existe trata en el sector textil, hostelero o rural. La trata de personas es una forma de esclavitud no necesariamente sexual. Lo otro es trata. A diferencia del sector abolicionista, yo no me veo capaz de soltar cifras sin un resguardo de organismos oficiales.

A menudo sí, en diferentes intensidades y conexiones. Siempre he sido muy sexual, si no lo fuera no podría aguantar este trabajo. Lo que molesta es cuando me declaro empoderada con mi trabajo. Algunas personas no pueden entender que el hombre no es siempre quien marca las reglas. Tienen demasiado interiorizado que la mujer es un ser débil al uso del macho, y las putas estamos demostrando que no es así. Por alguna razón sus cerebros entran en cortocircuito cuando escuchan esas cosas.

: Prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista

Policia prostitutas prostitutas madrid catalogo 436
Prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista Prostitutas monesterio calle de prostitutas madrid
Prostitutas a domicilio oviedo putas calpe Prostitutas en lloret de mar prostitutas desnudas calle
prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista Publicaciones relacionadas Balance trimestral de coyuntura. Muchos clientes quieren drogarse antes o durante el sexo. Creo que se comete un atentado contra nuestros derechos cuando se pone en duda el poder de decisión de las mujeres sobre nosotras mismas. Decir eso es un mal uso de la lengua. No tiene derecho a exigir nada y no es mi posición consentir la misoginia de nadie. Y es que me dan exactamente lo que quiero. Si ella lo dice muy claro.

Te agradecemos la intención pero con educación te digo que es mejor que te metas en tus asuntos. Natalia sigue los principios liberales, y buscando su propio beneficio egoísta beneficia al prójimo. Tu teoría es muy bonita, pero la realidad que conlleva horrible. Eres un perfecto socialista. Si ella lo dice muy claro. Ella no va a estar con cualquier hombre, si hay uno con el que no concuerda es mejor para ambos que el encuentro no se produzca. Sólo te pido, por enésima vez, que entiendas que tus experiencias personales no son extrapolables a todo el mundo.

Por ejemplo, aparte de ti conozco muy pocas personas que perdiesen la virginidad con una puta, que nunca hayan tenido pareja y a las que incluso les haya puesto una orden de alejamiento una chica que se sentía acosada con la que nunca habías salido ni nada. Eso no significa que te marginemos o excluyamos, muy al contrario.

Yo siempre te abro las puertas y hablo contigo. Y de hecho lo hago con una sinceridad que no es muy frecuente.

Muchas chicas que conozco no se atienden con borrachos, negros o moros. Natalia ha visto que puede cobrar pavos por un polvo, pues muy bien, si yo puedo ganar euros en un día no me conformo con cien. Pero si hay gente que ve que sólo con Natalia puede encontrar lo que ella ofrece se distingue por aspectos que no has mencionado, por ejemplo un pasado de activismo por derechos de los animales y por ser vegana Mira, hay chicas con las que yo follo por 20 euros que si pidiesen los pagaría a gusto porque lo valen.

Y es que me dan exactamente lo que quiero. Porque la cajera del super, cobrando mucho menos, también lo hace y en mayor medida, me parece a mí. Un saludo y gracias por comentar. Muy brevemente, si me permites una réplica a tu contestación.

Y te valoro como persona y como alguien de quien puedo aprender. Y estas mismas cosas podría decir de mujeres o transgéneros que se dedican a la prostitución. Entre tales personas las hay que tienen cualidades, que si uno quiere, puede encontrarlas. Pero es que la discusión no va de esto Pero el problema no suelen darlo ni los clientes ni las chicas. Me parece que el mensaje que ella intenta dar es que ''dentro de este negocio ella tiene el control y que la otra parte tiene que seguir sus reglas y que si no le gusta puede buscar a otra.

Tampoco nos creímos lo que se supone que nos merecemos. Quiero que mi ejemplo forme parte de un cambio hacia el progreso. Que se normalice la profesión y que nosotras empecemos a ser vistas como mujeres con los mismos derechos y estatus social que cualquiera que no es puta". Esos falsos rescatistas con mensajes paternalistas y salvadores de nuestras almas muy preocupados por el uso que hacemos de nuestras vaginas. Natalia Ferrari Diaz , "prostituta independiente que no vive una doble vida".

Aunque hubo un tiempo en el que hacía mucho dinero, hasta 6. Tiene cuatro o cinco clientes fijos que le dan la mayor parte de los servicios. A euros la hora con un mínimo de dos aunque muchos apenas pasan un cuarto de hora en el piso o 1. Con los años se ha quitado el estigma. En el mundo de la noche gay, asegura, hay menos presión. No fue así siempre. Hubo un tiempo en el que no le dejaban entrar en algunos clubes. Hoy, cuando le llaman, esos mismos locales le preguntan su caché por ir a tomar una copa.

De tratar tu profesión con naturalidad. Yo cuando me presento descoloco a la gente: A su novio lo conoció como cliente y no tiene problemas al respecto. Tienen una relación abierta. El perfil de los clientes es muy diverso. Predominan chicos muy jóvenes y mayores de 60 años, pero hay un poco de todo.

Venía, me abrazaba y se ponía a llorar. También una pareja de ancianos sin hijos que le contrataba cada mes para que cenara con ellos una noche y les contara cómo vivía y qué pensaba la juventud. Los estupefacientes son muchas veces compañeros de la prostitución. Muchos clientes quieren drogarse antes o durante el sexo. Para eso tienes tus trucos, pero mentiría si dijera que nunca lo he hecho. La oferta es inmensa. Otros, como Natalia, han desarrollado su propia web en la que no solo se promocionan y captan clientes, sino que cuelgan contenidos relacionados con sexualidad.

La revolución de la Red, sin embargo no ha acabado con la prostitución callejera. Desembarcó en Madrid en , procedente de Ecuador y con un visado de turista en su pasaporte. Su intención era establecerse en Italia, pero en Madrid encontró lo que venía buscando. Las mujeres latinoamericanas que venían de forma ilegal a España solo tenían entonces dos opciones: Nunca se ha arrepentido.

Cuando una mujer acepta clientes que no quiere porque la alternativa es no pagar el alquiler, estamos hablando de casos de vulnerabilidad extrema en un sistema que no aporta soluciones a la pobreza, y esto recordemos que también pasa en otros trabajos como el sector doméstico, la agricultura o la construcción.

Las putas empoderadas no somos una excepción. Es bien sabido que dentro del movimiento feminista hay un debate interno acerca de la prostitución. Por ejemplo, Beatriz Gimeno dice: Se puede decir exactamente lo mismo del matrimonio heterosexual. Pero de la misma manera que la historia demuestra que el matrimonio ha evolucionado y ya no es exclusivamente una unión en donde el hombre adquiere dominio absoluto sobre su esposa, con la prostitución pasa lo mismo.

Pueden existir relaciones éticas entre putas y clientes. El problema no es la prostitución, igual que no lo es el matrimonio, el problema es el machismo y se puede trabajar contra ello sin necesidad de silenciar las voces de todas las prostitutas que pedimos derechos.

Dicho en otras palabras. No creo que el sexo tenga que ser un derecho que estemos obligados a dar para asegurarnos que todos puedan conseguirlo, esto es contrario a las libertades personales. Las prostitutas decidimos poner otro tipo de condiciones, igual de legítimas.

En relación a la pregunta anterior. Todos los trabajos nacen desde una relación de poder desigual en el momento en el que alguien necesita dinero. Creo que la prostitución puede existir con condiciones éticas, tanto como en el resto de trabajos. El problema es que la situación actual nos hace terriblemente vulnerables a todo tipo de violencia y explotación que en muchos casos ni siquiera tienes capacidad de denunciar.

Me parece fundamental entender que en el feminismo formamos parte las trabajadoras sexuales, las agresiones a las putas, son agresiones a todas las mujeres. Muchas veces leo, por parte de feministas, relatos brutales de hombres abusando de prostitutas y me quedo horrorizada con la normalización que se hace de esas agresiones.

Nuestro trabajo no es ser sumisas frente a hombres misóginos. No tengo ninguna duda de ello. En un mundo en donde el cuerpo es el objeto de consumo. Una de mis inseguridades al comenzar a trabajar era no sentirme lo suficientemente atractiva para poder ser puta. Hasta cierto punto me he dado cuenta que eso no es así aunque sí creo que es un trabajo que exige un grado de feminización.

Puede que yo no me maquille, ni use tacones, y me de igual cuanto peso, pero aun así tengo que depilarme y controlar mi vestuario. Sé que si no lo hiciera tendría menos clientes. De alguna forma todos estamos condicionados como clase obrera a retribuciones injustas, jornadas laborales desmedidas y un compendio de problemas que nacen de un sistema productivo injusto. Soy prostituta porque es el trabajo que mejor se ajusta a mi identidad y mis intereses.

Creo que la pregunta intenta empujarme a que acepte una condición de víctima, y esa es una postura equivocada y fuera de lugar.

Categories: Putas mamando

0 Replies to “Prostitutas famosas españolas natalia ferrari entrevista”